Circo y represión: el Rally Dakar en Bolivia

Colaboración colectiva

img_20170107_132512
Vigilia de las personas movilizadas en puertas de la policía, esperando la liberación de las detenidas (Foto: Chaski Klandestinx)

El culto a los automóviles para ricos, que atropellan e imponen sus motores sobre la naturaleza, y, por tanto, la aceptación y apoyo a mega empresas capitalistas  como Toyota, o la Renault, que están detrás del Rally Dakar, es uno de los “logros” del Movimiento Al Socialismo.

Hoy pasó el famoso Dakar por la ciudad de La Paz y al típico estilo de legitimar este evento colonialista el Gobierno del MAS se dio a la tarea de folklorizar el espectáculo primero con la ocupación de espacio como lo hizo con la feria ministerial cerca al Mercado Lanza, para que cualquier otro grupo NO LO HAGA, sobretodo cualquier grupo que difiera con este evento.

Posteriormente se  trajo música y bailarines de danzas folklóricas porque tenía que pintarse de fiesta la llegada de este show. Y ni qué decir del tremendo palco escénico que instaló desde la madrugada frente a la iglesia San Francisco.

Pero el gobierno no solo se ocupó de armar toda la parafernalia de recibimiento a los autos, camiones y motos que pasaron por la autopista llegando hasta la zona Sur, sino de organizar a los agentes de civil y a la policía, para atacar y agredir a gente que salió a manifestarse pacíficamente contra el Dakar, cuestionando el gasto de dinero en este evento, (cuatro millones de dólares para pagar la franquicia), cuando más de cien zonas de la ciudad de La Paz, se ven racionadas de agua.

Agentes de civil y policía: las estrategias de represión

La política del show y el circo está sostenida por un aparato de vigilancia y represión del estado destinado a acallar a los que supuestamente, también deberían poder expresarse contra el Dakar.

Muchos agentes de civil distribuidos en todas las calles, agredieron esta mañana a varios grupos y colectivos de personas que salieron a protestar de manera pacífica contra la realización del Rally Dakar en Bolivia.

 

img_20170107_113712
NO FUERON GRUPOS DE “CIUDADANOS” enfrentados entre sí, como aduce gente del MAS y la policía para justificar la detención.  Fue represión de agentes de civil y grupos de choque. La mujer vestida de negro,  siguió a lxs movilizadxs por cuadras, empujando, quitando pancartas, e intentando arrebatar las cámaras y celulares con los cuales se documentaba la agresión. La misma persona estuvo presente en el momento de la detención de las cuatro compañeras:
15875061_1206090659459372_926133899543691608_o
Luego, la misma mujer de negro presente en los momentos antes y durante la detención de las compañeras, metros más arriba, en puertas de la cervecería nacional.

La mujer de chamarra negra agrede y trata de quitar pancartas y  las cámaras de compañeras de varios colectivos, que estaban documentando y concentrándose para la protesta, luego de un altercado donde nos dice atenida a su poder:

-“Denúnciame cojuda”

Continúa vigilando a todxs.

Más tarde, ella vuelve  a aparecer esta vez con más agentes de civil que de nuevo agreden y quitan pancartas y celulares a varias personas que intentaban protestar, agentes que, ante los demás, tratan de camuflarse como “ciudadanos”.

Empujones, escupitajos, patadas, puñetes de la policía encubierta, ante los cuales la policía de uniforme no hace nada. Por el contrario, la policía de uniforme protege a los agresores o no les dice nada, que es lo mismo, mientras se lleva detenidas a las compañeras que trataron de manifestarse  y sobre todo documentar los eventos. Les molesta que filmemos y tomemos fotografías, y cámaras y celulares son arrojadas al piso por los grupos de choque.

Por presión de colectivos y agrupaciones, las cuatro compañeras detenidas fueron liberadas esta tarde.

Los hechos tristes e indignantes para empezar el año no solo son los aparatos de inteligencia que impunemente pululan y actúan en las calles, sino, que es lo peor, el impulso a nacionalismos violentos,  al aplauso a un show que tiene por detrás, por ejemplo, a empresas como Renault, la cual fabrica automóviles de guerra, (el modelo Sherpa), usados por la OTAN, y que en  su versión “civil”, ha participado de versiones del Dakar.

Donde se agrede a la amazonía y a la resistencia indígena y urbana, y donde la burocracia estatal y etc., rinden pleitesía a una carrera colonialista como el Dakar, que ha sido expulsada de otros países… (es para una forma de turismo depredador ¿no?) welcome al estado plurinacional.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s